Poemas de amor famosas

El poema siguiente, de Francisco de Quevedo, es quizás uno de los más bellos poemas de amor jamás escritos. En él se trata el tema del amor más allá de la muerte. En el soneto vemos un amor tan profundo que es irrompible, que seguirá sintiendo amor incluso después de la muerte.

“Cerrar podrá mis ojos la postrera
Sombra que me llevare el blanco día,
Y podrá desatar esta alma mía
Hora a su afán ansioso lisonjera”

Y cómo leeremos en el siguiente verso, las venas por las que antes corría el fuego de la pasión, ahora serán ceniza, sí. Pero aún sentirán. Y su cuerpo inerte, el polvo de su cuerpo, seguirá enamorado. Esta frase expresa cómo pocas lo que es el amor eterno. ¡El verdadero amor eterno!

“Su cuerpo dejará no su cuidado;
Serán ceniza, mas tendrá sentido;
Polvo serán, mas polvo enamorado.”

Vamos con una estrofa de un poema de Pablo Neruda que nos demuestra lo que es un amor y las sensaciones que provoca en nosotros.

“Muere lentamente
quien evita una pasión y su remolino
de emociones,
justamente estas que regresan el brillo
a los ojos y restauran los corazones
destrozados.”

Deja un comentario